Usted esta aquiGUÍA DEL PATRIMONIO NATURAL DE ALMERÍA / 4. LLANURAS Y SERRANÍAS LITORALES / Tabernas: un desierto al Sur de Europa

Tabernas: un desierto al Sur de Europa


La vegetación ha de adaptarse a los rigores climáticos y edáficosTabernas constituye un paisaje único en el contexto europeo. JJMG Cárcavas, taludes, torrenteras y ramblas. Desierto y desolación. Paisaje transportado desde los ricos fondos marinos del Mediterráneo hasta estas calcinadas y áridas llanuras almerienses, donde una paradójica sensación de incertidumbre, desasosiego y asombro se apodera de gran parte de sus visitantes. Cuna de los primeros pobladores de la Península Ibérica, y único por sus condiciones ecológicas dentro de Europa, al Desierto de Tabernas le precede su fama de “marco incomparable” para la realización de multitud de películas, rodajes publicitarios, etc. que, en cualquier caso, es ajeno a su entorno más íntimo y a su incalculable valor biológico y antropológico. Estos prados, que se ofrecen yermos e inertes ante una primera mirada, obsequiarán a sus más osados exploradores con una visión única dentro de nuestro Continente.

 

Aspectos geológicos y paisajísticos.

El subdesierto de Tabernas constituye el único desierto, propiamente dicho, dentro de Europa. Un conjunto sumamente complejo de factores climáticos, edáficos, geológicos, geográficos y antropológicos ha contribuido a modelar este sobrecogedor paisaje, el cual evoca a algunos parajes saharianos.  

Los “BadLands” del desierto de Tabernas son un ejemplo de la aridez climática del Sudeste peninsularLos badlands de Tabernas se encuentran conformados por cárcavas, ramblas, barrancos, torrenteras y planicies, de austera vegetación, aunque de amplia flórula. Asentado sobre materiales Terciarios (Mioceno Superior) y Cuaternarios, procedentes de depósitos sedimentarios de las cercanas sierras de Alhamilla y Filabres, se ubica dentro de la depresión formada por el corredor Sorbas-Tabernas, donde son frecuentes grandes fracturas del terreno y mantos de corrimiento. Entre los materiales más característicos destacan, por un lado, las areniscas, las margas y los conglomerados de origen marino que coronan los puntos más elevados y, por otro, las arenas, las gravas y las arcillas de carácter fluvial que se depositan en el lecho de las ramblas.

Pese a su aparente austeridad las cárcavas y ramblas de Tabernas presentan una singular biodiversidadExisten referencias históricas y restos en asentamientos prehistóricos según los cuales esta calcinada depresión presentaba en otras épocas un aspecto menos árido, con la presencia de encinares y de bosques abiertos de coníferas y otros árboles y arbustos mediterráneos situados al límite de sus exigencias biológicas y ecológicas. En época prehistórica existieron linces, gatos monteses, ciervos y cabras montesas, así como un caballo singular del que no existe registro alguno en ningún otro punto de Andalucía, lo cual implicaba inexorablemente la existencia de masas forestales en el área actualmente desértica.

Esta frágil foresta inicial, sometida a una explotación constante desde el Neolítico, fue desapareciendo progresivamente, favoreciendo la denudación del pobre suelo y desencadenando lo procesos de erosión grave y desertización.

 

Principales características de su flora

Las ramblas son un ecosistema característico de la cuenca mediterraneaVivir en el desierto no es tarea fácil; animales y plantas han de adaptase a los rigores que ofrecen estas áreas. La insolación (superior a las 3.100 horas anuales), el viento, la pobreza del suelo y, sobre todo, la escasez de agua condicionan directamente a las comunidades vegetales que colonizan estos eriales.  

La vegetación, que actualmente ocupa las cárcavas y estratos margosos de estos badlands, está compuesta por una austera estepa de solanáceas y gramíneas perteneciente a la asociación Anabaso-Euzemodendretum bourgaeani, definida por Rivas Goday y Esteve en 1965, de un extraordinario valor florístico, corológico y fitosociológico, aunque no llegue a cubrir más de un 40% del sustrato.

Dando nombre a esta asociación, aparece uno de los endemismos locales, Euzomodendrom bourgaeanum, una crucífera monoespecífica y única representante de su género, así como los gurullos (Anabasis articulata). Entre las especies incluidas en esta asociación destacan la hierba pincel (Coris hispanica) y la abundante bolina (Genista umbellata), gramíneas como el esparto (Stipa tenacisima y Stipa retorta), el albardín (Lygeum spartum) y Eragrostis papposa, quenopodiáceas como las escobillas (Salsola genistoides y Salsola papillosa), crucíferas como Moricandia foetida y el collejón (Moricandia arvensis), cistáceas como la endémica jarilla blanca almeriense (Helianthemum almeriense) o una asclepidácea de biotipo captiforme y que, en el ámbito europeo, se restringe al Sudeste ibérico, el chumberillo de lobo (Caralluma europaea), así como diferentes plantas aromáticas como la artemisa (Artemisia vulgaris) o el tomillo (Thymus vulgaris).

Euzomodendrom bourgaeanum, endémico circunscrito exclusivamente al área de Tabernas

Tuera La salicornia aparece ubicada en los márgenes de las ramblas La bolina es quizá la especie más representativa de estos eriales

Entre las alóctonas, destaca la tuera (Citrullus colocynthis), introducida por los árabes que la usaban como purgante, apareciendo también endemismos locales como Linaria nigricans y Linaria oligantha, cuya floración está ligada a periodos húmedos, o crucíferas como Herniaria fontanesii ssp. almeriana.

En el lecho de las ramblas y sus bordes se asientan diferentes formaciones de vegetación halófila e hidrófila, destacando especies como el taray (Tamarix sp.), la retama (Retama sphaerocarpa), la adelfa (Nerium oleander), la higuera (Ficus carica) y matorrales como la siempreviva morada (Limonium insigne) o el endemismo local Limonium tabernense, el cual suele aparecer junto a la lavanda de mar (Limonium cossonianum). En su entorno inmediato predominan la barrilla salada (Salsola oppositifolia), la aulaga (Launaea arborescens) y el cambrón (Lycium intricatum).  

Entre los diversos mecanismos adaptativos de la flora en medios áridos destacan la efemeridad de algunas plantas, las cuales disponen de un metabolismo muy acelerado y de períodos vegetativos muy cortos. A este grupo pertenecen el raspalengua (Rubia peregrina), el matagallo (Phlomis purpurea ssp. almeriensis) o la gamonita (Asphodelus fistulosus). Otras especies afrontan el rigor del medio mediante la suculencia, o bien desarrollando hojas duras y muy pequeñas para reducir la evapotranspiración, como la salicornia (Salicornia fructicosa). También existen especies parásitas, como el jopillo de lobo (Cynomorium coccineum) o el rabo de cordero (Cistanche phelypaea), que aprovechan los fluidos de las raíces de otros vegetales de mayor porte.

 

Fauna

Entre las mariposas diurnas destaca la saltacercas.  JJMGMantis religiosaLos animales capaces de vivir en este tipo de hábitats necesitan, al igual que la vegetación, adaptarse a los rigores del medio. Las precipitaciones juegan un papel fundamental en los ciclos biológicos del desierto. Cuando éstas aparecen se produce una explosión en la población de insectos, lo que es aprovechado por animales superiores.

La fauna se distribuye fundamentalmente a través de tres tipos de hábitat: montes, ramblas y llanuras.

El canto de la perdiz delata su presencia en los amplios espartalesLa perdiz roja (Alectoris rufa) se adapta bien a estos secarrales montanos. Algunos halcones peregrinos (Falco peregrinus) y águilas perdiceras (Hieraaetus fasciatus), que nidifican en la vecina sierra Alhamilla, usan a estas zonas como territorios de caza, siendo utilizados durante la noche por el búho real (Bubo bubo). Entre sus presas se encuentran conejos (Oryctolagus cuniculus) y otros pequeños roedores como el ratón de campo (Apodemus sylvaticus), el lirón careto (Eliomys quercinus) o reptiles como el lagarto ocelado (Lacerta lepida) y la lagartija colirroja (Acanthodactylus erythurus).

También los zorros (Vulpes vulpes), que se encuentran en todo el ámbito provincial, caminan al atardecer entre los atochares.

Lagartija colirroja El camachuelo trompetero constituye una de las joyas ornitológicas de estos secarrales Las aves esteparias como la cogujada montesina están ampliamente representadas en estos áridos páramos

Las ramblas y los barrancos húmedos ofrecen una mayor diversidad de especies. Entre la ornitofauna destacan aves de fenología estival como el abejaruco (Merops apiaster) o la carraca (Coracias garrulus), que construyen sus nidos en profundas cavidades para protegerlos de predadores como la culebra de herradura (Coluber hippocrepis) o la bastarda (Malpolon monspessulanus). Cualquier oquedad, o el resalte de una cornisa, constituyen el lugar de cría para especies tan dispares como la paloma bravía (Columba livia), el cernícalo vulgar (Falco tinnunculus), el mochuelo común (Athene noctua), la lechuza común (Tyto alba), la grajilla común, el avión roquero (Ptyonoprogne rupestris), el vencejo real (Apus melba), el roquero solitario (Monticola solitarius), las collalbas negra y rubia (Oenanthe hispanica), el gorrión chillón (Petronia petronia) o el camachuelo trompetero (Rodopechys githaginea) que ha colonizado las sierras y llanuras litorales de Almería durante las últimas décadas.

Los bosquecillos de tarayes y la vegetación de los márgenes del cauce de las ramblas son el lugar elegido por diversas especies de pájaros, entre los que destacan jilgueros (Carduelis carduelis), verdecillos (Serinus serinus), oropéndolas (Oriolus oriolus), currucas cabecinegras (Sylvia melanocephala) y diversas especies de mosquiteros (Philloscopus sp.).

La existencia de remansos y de corrientes superficiales de agua favorece la presencia de diferentes especies de aves acuáticas, como andarríos y garzas, llegando a nidificar el chorlitejo chico (Charadrius dubius). Entre los reptiles destacan el galápago leproso (Mauremys leprosa) y la culebra viperina (Natrix maura), y, entre los anfibios, la rana común (Rana ridibunda), y los sapos común (Bufo bufo) y corredor (Bufo calamita).

Los llanos de Tabernas constituyen una de las áreas más importantes para las comunidades de aves esteparias dentro del ámbito provincial. Entre las especies que nidifican en estas “estepas” destacan las terreras común (Calandrella brachydactyla) y marismeña (Calandrella rufescens), las cogujadas común (Galerida cristata) y montesina (Galerita thecklae), la calandria común (Melanocorypha calandra) y otras de mayor porte como el alcaraván (Burhinus oedicnemus) y la ortega (Pterocles orientales) (Matamala et al., 2006).

 

Hombre y desierto

Yacimiento arqueológico de Terrera VenturaLos asentamientos humanos se remontan a la prehistoria, como así lo demuestra la presencia de diferentes yacimientos arqueológicos como Cueva Negra, perteneciente al Paleolítico, o la acrópolis de Terrera Ventura, que corresponde a la Cultura de Almería (2850 a 1950 a.d.C.) y que probablemente mantenía un contacto directo con el poblado de Los Millares.

Terrera Ventura, conocida en el ámbito internacional desde 1972 gracias a las excavaciones realizadas por el arqueólogo Gusi Jener, constituye uno de los asentamientos más importantes en su género. Durante el mes de abril de 1999 fue prácticamente destruida en un acto que pone de manifiesto, por un lado, la falta de sensibilidad y de desconocimiento de la población en general hacia estos tesoros culturales y, por otro quizá más grave, la escasa operatividad que demuestran las administraciones encargadas de su custodia y salvaguarda; así, no es de extrañar que tan importante yacimiento, el cual aparece reconocido hasta en las normas subsidiarias del Ayuntamiento de Tabernas, no esté ni tan siquiera catalogado por la Junta de Andalucía.

La “Edad del Cobre” (Eneolítico) aparece representada en diferentes puntos, tales como Los Pocicos, Los Liniales, Los Rulialillos o la Loma de las Eras.

La Alcazaba de Tabernas constituye la segunda en importancia dentro del ámbito provincialDistintas civilizaciones y culturas se asentaron en el desierto. Pero sin duda el mayor esplendor se alcanzó durante la colonización musulmana; sus sofisticadas técnicas de cultivo y de regadío fueron capaces de aprovechar los escasos recursos hídricos de la región, dando lugar al cultivo de árboles frutales, olivos, parrales y algo de cereales. Otro árbol muy abundante era la morera, por la tradición desde la época califal de la cría del gusano de seda, que reportaba buenos beneficios.

Sin embargo, el Desierto de Tabernas es famoso principalmente por haber servido de escenario a más de 300 películas, la mayoría ambientadas en el Oeste americano, que tuvieron su época de esplendor en las décadas de los sesenta y setenta. Durante este periodo la industria cinematográfica se convirtió en fuente generadora de riqueza dentro de un contexto provincial empobrecido; poblados, ranchos, fuertes y otros escenarios, todos de historieta, jalonan aún estos páramos desérticos. Pero también estos secarrales almerienses han recreado diferentes lugares del planeta, como los desiertos del Sáhara y de Arabia entre otros. El temible General Patton persiguió por estas ramblas al astuto Mariscal de Campo Rommel (el “Zorro del Desierto”), mientras que años después el osado arqueólogo “Indiana Jones” encontró el Santo Grial, perseguido de cerca por las tropas nazis.

Los poblados del Far West, representan un atractivo turístico para la comarcaActualmente, tras un período de letargo motivado por diversos factores, el Desierto de Tabernas vuelve a ser escenario de rodajes publicitarios, vídeos musicales, series de televisión y algún que otro largometraje. La falta de infraestructuras hoteleras en Tabernas mantuvo prácticamente aislada a esta localidad y a sus habitantes del efímero pero próspero negocio cinematográfico. Estas décadas estuvieron caracterizadas por la emigración y el éxodo masivo de la población, siendo tan sólo unos pocos “privilegiados” los que encontraron en estos decorados de postín su medio de vida.

Hombre y desierto han continuado juntos, en una singular simbiosis, en la que aquél ha respetado y conservado los escasos pero valiosos recursos que su entorno le ofrece.

Horno de energía solarLa era tecnológica en la que estamos también está dejando su huella en el desierto almeriense. La más moderna planta de energía solar de Europa se encuentra en Tabernas, aprovechando de forma eficaz nuestro mayor y más barato recurso: el sol. Al mismo tiempo, el desierto de Tabernas está siendo utilizado como “laboratorio natural” para el estudio de los graves procesos de erosión que sufre España en general y el Sudeste peninsular en particular, como lo demuestran las investigaciones correspondientes al proyecto de Lucha Contra la Desertificación del Mediterráneo (LUCDEME), dirigido por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, MEDALUS y otras. Sin embargo, los últimos años se han caracterizado por falta de inversiones públicas suficientes destinadas a la investigación de los procesos de desertización y una pérdida de protagonismo de la provincia de Almería en pro de otras zonas menos relevantes en este sentido.

Tabernas es el núcleo urbano más importante de la comarcaTabernas continúa empeñada en sobrevivir dentro de un medio tremendamente hostil. Paradójicamente, uno de los recursos principales del municipio es el agrícola y el ganadero. El riego por goteo está permitiendo el desarrollo de una rica vega entre Turrillas y Tabernas, que había estado prácticamente abandonada durante los últimos siglos. La Política Agraria Comunitaria ha potenciado durante los últimos años el cultivo de olivos y de almendros en áreas marginales creando nuevas expectativas dentro del sector primario.

 La recolección de plantas aromáticas, especialmente de tomillo, se convierte en una fuente adicional de ingresos para algunos “moradores del desierto” durante la primavera; sin embargo, la sobreexplotación de este recurso con la recolección de miles de toneladas de plantas, en primer lugar, no beneficia a los recolectores locales y, en segundo lugar, potencia la denudación del suelo favoreciendo la pérdida irreparable del mismo.

Algunos núcleos turísticos como los decorados y, más recientemente, la creación de una reserva zoológica junto al “Mini – Hollywood”, así como la planta de energía solar anteriormente citada han creado ciertas expectativas laborales dentro del municipio.

Probablemente, el mayor problema de éstas y de otras zonas rurales es el envejecimiento de la población y el éxodo de los jóvenes hacia otros puntos que, como la capital o zonas costeras, ofrecen mayores posibilidades laborales.

Al comienzo del siglo XXI parece necesario encontrar nuevas alternativas que hagan compatible el desarrollo de las poblaciones y el mantenimiento de los recursos naturales. Una de las expectativas más halagüeñas es el desarrollo del turismo rural y de la naturaleza, que cada vez tiene un mayor número de adeptos. Aunque no se trata de ninguna panacea, a priori, requiere inversiones relativamente pequeñas al utilizar, habitualmente, infraestructuras ya existentes en cuanto al hospedaje se refiere. Sin embargo, para que llegue a producir los beneficios esperados precisa de un planteamiento empresarial serio, con un profundo conocimiento del mercado y del producto, de técnicas de marketing y de promoción de ventas, así como contar con profesionales especializados. Al igual que se promociona al “turismo de sol y playa” sería deseable que las compañías dedicadas a este sector y sus “tour operadores”, incluyeran en sus ofertas “paquetes eco – culturales”, que tanto se echan de menos a la hora de programar el espacio reservado al ocio y al tiempo libre.

 

Rutas de interés

Tabernas: Es el mayor núcleo de población del entorno. Entre sus monumentos destaca la Ermita de San Sebastián del siglo XVI, anterior Mezquita del barrio donde se sitúa. La Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación erigida en 1505 que fue quemada durante el levantamiento morisco de 1568; la Alcazaba de estilo Nazarí, construida durante el siglo XI e quedó prácticamente derruida en 1522 por un terremoto que asoló la comarca; desde ella se obtienen unas impresionantes vistas, tanto del pueblo, como del desierto. La acrópolis de Terrera Ventura se localiza a la derecha de la entrada del pueblo desde Almería. Tabernas posee varios bares, ricos en “tapas”, y algunos restaurantes donde se puede comer bien por un módico precio. Sin embargo carece de infraestructuras hoteleras pese a contar con un buen número de casas deshabitadas, que podrían servir de albergue frente a la creciente demanda del turismo rural y de la naturaleza.

Visión real, desde las proximidades del cerro de Alfaro, de la magnitud y esplendor de este paisaje atormentado “badlands”, repleto de cárcavas, de torrenteras y de ramblasSubida a Sierra Alhamilla: Para obtener una visión real de la magnitud de este desierto es recomendable ascender por la pista que conduce al repetidor de TVE, al que se llega desde el primer poblado del “Far West” situado a la derecha de la N. 340 en dirección a Murcia, superado el cruce que une a Almería con Granada por la Autovía del Mediterráneo en dirección a Gérgal. La pista es peligrosa (recomendándose su acceso a pie o en “bici”) pero el resultado final bien merece la pena. Desde aquí se puede contemplar en todo su esplendor el paisaje atormentado, casi lunar, repleto de cárcavas, de torrenteras y de ramblas.

Ramblas: Estos cauces habitualmente secos, aunque con intermitentes afloramientos de agua salobre, han constituido las tradicionales vías de comunicación entre los diferentes núcleos de población que se distribuyen en la comarca. Un excelente punto de partida para su visita es “Venta de Alfaro”, situada en el cruce entre las carreteras que conducen a Gérgal y Murcia desde Almería (N-340 y C-3326); en él se sitúa el punto de intersección entre las Ramblas de Verdelecho y de Tabernas. En dirección descendente pronto encontraremos un “oasis” de palmeras y eucaliptos y diferentes barrancos laterales que conducen a manantiales de aguas permanentes. Subiendo hacia Tabernas nos sorprenderán los altos taludes que flanquean las ramblas a modo de grandes cañones y los cursos intermitentes de agua, donde se concentran carrizales y pequeños bosquetes de tarayes. Las visitas deben ser realizadas a pie y la época aconsejada es la primavera, tanto por coincidir con el momento de la floración de gran número de plantas, como por la bonanza climática ya que durante el estío la temperatura es un factor realmente limitante.

Poblados del “Far West”: Existen diversos decorados rehabilitados para su uso turístico que ofrecen espectáculos “en vivo” realizados por especialistas (tiroteos, peleas, persecuciones, etc.), paseos a caballo, restaurantes y otros servicios. En 1997 se inauguró junto al “Mini –Hollywood” una reserva zoológica con un gran número especies foráneas que, con toda seguridad, atraerán la curiosidad, tanto de pequeños, como de mayores. Estas instalaciones, criticadas inicialmente por algunos conservacionistas radicales, se han convertido en una importante fuente de ingresos para un buen número de vecinos de Tabernas que han encontrado ese bien escaso en la comarca que es el trabajo. Además, cabe destacar la presencia de un grupo de Gacelas Dama, Dorcas y Cuvier, procedentes del Parque de Rescate de Fauna Sahariana, dependiente del CSIC y especializado en la conservación y cría en cautividad de estos ungulados globalmente amenazados.

Central Solar de Tabernas: Es una de las pioneras y mayores de Europa. Su tecnología vanguardista investiga diversos modos de aprovechamiento de la energía solar: depuración de aguas residuales, hornos solares, generación de electricidad, construcción de materiales cerámicos de alta resistencia para los módulos espaciales de la NASA, desalinización de agua, etc. Existen visitas guiadas dentro del recinto previa solicitud a la empresa. Se accede a través de la carretera local que une a Tabernas con Macael.

 

Régimen de protección:

Algunas de las zonas descritas (11.625 Has) fueron declaradas en 1989 por la Junta de Andalucía como Paraje Natural, incluyendo parte de los municipios de Alboloduy, Gádor, Gérgal, Santa Cruz y Tabernas. También constituye una de las Zonas de Especial Protección para las Aves de la U.E. y como Lugar de Interés Comunitario.

Con anterioridad, el Plan Especial de Protección del Medio Físico de la Provincia de Almería, incluía bajo la denominación de “Desierto de Gérgal – Tabernas” con la categoría de Paraje Sobresaliente a este espacio.

Sin embargo, aún existen importantes deficiencias en la ordenación de sus recursos naturales. La presencia de vertederos incontrolados en los alrededores de Tabernas y en otros puntos, la recogida arbitraria y sin control de toneladas de plantas aromáticas (sobre todo tomillo), pese a su supuesta regulación, que se realiza anualmente en la comarca con la consiguiente denudación del suelo, la circulación de vehículos todoterreno por sus lugares más frágiles o la presencia de caza ilegal con iluminación eléctrica tras la puesta del sol, constituyen algunos ejemplos de la necesidad de establecer las medidas correctoras oportunas.