Isla de San Andrés


Isla de San Andrés, frente a la localidad de Carboneras, se trata de una pequeña isla de origen volcánicoPara finalizar esta imaginaria singladura por las ínsulas almerienses, se realizará un breve recorrido descriptivo por las islas más cercanas al litoral y situadas en el levante de la provincia que, pese a su cercanía, son las menos estudiadas y más desconocidas. En común tienen su origen volcánico, aunque su génesis geológica sea distinta. Todas se caracterizan por su pequeña superficie, la ausencia de agua potable y de asentamientos humanos de carácter permanente. Están rodeadas por fondos submarinos únicos en el Mediterráneo y tapizados por la especie Posidonia oceanica. Son reposadero habitual de aves acuáticas comunes al resto del litoral almeriense, como diferentes especies de cormoranes, pagazas, pardelas, gaviotas, charranes y garzas. 

Gaviota patiamarilla que nidifica habitualmente en la isla de San Andrés (Carboneras)Gaviota patiamarilla en vueloSe trata de un promontorio volcánico situado en el término municipal de Carboneras, tiene una altura máxima de 13 m s. n. m., aunque sus fondos no superan los 10 de profundidad. Está separada de la orilla a través de un istmo sumergido y a una distancia aproximada de 350 metros al Suroeste de la playa de la Puntica, situada dentro del barrio de pescadores de dicha localidad. Según Madoz (1845-1950), su superficie era de 2.000 varas cúbicas y actuaba como fondeadero usual de navíos durante los fuertes temporales de Levante. Entre las especies que nidifican habitualmente en ella destaca la gaviota patiamarilla, siendo su vegetación de cobertura muy escasa y ligada a la flora costera y nitrófila. La misma fue declarada Monumento Natural por parte de la Junta de Andalucía y LIC por la UE con una extensión de 35,43 hectáreas.