Usted esta aquiGUÍA DEL PATRIMONIO NATURAL DE ALMERÍA / 1. ALMERÍA BAJO EL MAR: UN MUNDO POR DESCUBRIR / Principales fondos marinos de Almería

Principales fondos marinos de Almería


 La franja sublitoral almeriense se caracteriza por presentar una sucesión de fondos de roca y de arena donde se asientan diferentes comunidades de fauna y flora marinas, adaptadas a distintas condiciones de luz, profundidad, oleaje y temperatura.

Salmonete (Mullus barbatus) En términos generales el estado de los mismos puede calificarse como bueno, aunque no queda exento de los problemas de sobreexplotación pesquera y contaminación comunes a los mares costeros del planeta. Pese a ello es difícil encontrar a lo largo de las costas del Mediterráneo, una representación tan amplia y bien conservada de lo que debieron ser sus fondos primigenios. Aunque las generalidades siempre son inciertas, podemos distinguir en el litoral almeriense tres tipos principales de fondos con entidad propia: los rocosos, los arenosos y las praderas de Posidonia oceanica.

 

Fondos rocosos

Estrella de mar (Echinaster sepositus)Madrépora (Astroides calycularis)Están bien representados dentro del ámbito provincial y suelen coincidir con prolongaciones submarinas de las diferentes cordilleras y roquedales litorales. Lo primero que llama la atención es su belleza y variedad paisajística con la presencia de pasillos, “roquedos”, hendiduras, cuevas, grietas, así como la gran riqueza de formas vivas que albergan. La cubierta vegetal de algas suele ser muy densa, sobre todo a poca profundidad donde la incidencia de luz es abundante, entre las que destacan Padina pavonica, Acetabularia acetabulum y diferentes representantes del género Cystoseira, ofreciendo cobijo y alimento a diferentes especies de anélidos, crustáceos, moluscos cefalópodos como el pulpo (Octopus vulgaris), equinodermos como estrellas de mar y erizos, actinias como el tomate de mar (Actinia equina), anémonas (Anemonia sulcata y Aiptasia mutabilis) o madréporas como Astroides calycularis, especie colonial que tiene en la costa de Cabo de Gata el límite septentrional de distribución en el Mediterráneo Ibérico.

 BlénidoSargo imperial (Diplodus cervinus)Distintos peces frecuentan este hábitat, destacando cabrachos y rascacios (Scorpaena scrofa, Scorpaena nonata, Scorpaena porcus), meros (Epinephelus marginatus), falsos abadejos (Epinephelus alexandrinus), congrios (Conger conger), morenas (Muraena helena), corvinas (Scianea umbra), corvallos (Sciaena umbra) o el pez de San Pedro (Zeus faber) y, a menor profundidad, el fredi (Thalassoma pavo), el verrugato (Umbrina cirrosa), la morraja (Diplodus vulgaris), la babosa (Parablennius rouxi), la castañuela (Chromis chromis), el tordo (Crenilabrus tinca) o el salmonete real (Apogon imberbes), habitante de grietas y cuevas.

Pulpo (Octopus vulgaris)Morena (Muraena helena)Entre los más ilustres moradores de estos fondos se encuentra el mero (Epinephelus marginatus), especie en franca regresión por la pesca excesiva a la que se ha visto sometido durante las últimas décadas. Estos robustos serránidos, de prominente mandíbula inferior, pueden llegar a alcanzar los 50 años de vida, un peso de 40 kilos y una longitud de hasta 140 cm. Poseen un carácter solitario y territorial y suelen permanecer junto a su guarida al acecho de posibles presas, ayudándose para capturarlas de su capacidad de mimetizarse con el entorno variando el tono de las escamas. Es un animal hermafrodita, que nace hembra y se transforma en macho a los 10 o 12 años de edad.

RascacioLas grietas y fisuras de los roquedales submarinos son también el hábitat preferido del pulpo (Octopus vulgaris), el molusco que presenta el cerebro más complejo dentro de los invertebrados; posee una desarrollada capacidad de camuflaje que le sirve, tanto para esconderse de sus predadores, como para dar caza a los peces y crustáceos que componen su dieta; durante el día permanece al abrigo de alguna pequeña grieta, desarrollando su actividad por la noche; su único enemigo natural es la morena (Muraena helena) sobre todo cuando eligen la misma hendidura para pasar el día. A este grupo hay que sumar diferentes especies de decápodos (cangrejos y quisquillas, entre otros) o moluscos primitivos como los poliplacóforos entre otros muchos invertebrados, destacando en la zona de rompiente las concentraciones de cirrípedos, mejillones y gasterópodos como las lapas. Entre estas últimas destaca Patella ferruginea, que se dio como extinguida en Cabo de Gata y donde hemos tenido la oportunidad de corroborar la existencia de grupos relictos, ante la práctica incontrolada del marisqueo o recolección de lapas y otras especies especialmente durante el estío, ante una administración incapaz de poner freno a estas o otras actividades ilegales. 

   

Fondos de arena

Fondos de arenaLos fondos de arena son los más abundantes del litoral almeriense. Asentados sobre sustratos limosos suelen estar formados por arenas finas que parten desde la orilla, hasta alcanzar los 20 o 30 metros de profundidad. No presentan comunidades algares, aunque en ocasiones pueden aparecer parcialmente colonizados por praderas de fanerógamas entre las que destaca Cymodocea nodosa.

Desde el punto de vista paisajístico son bastante homogéneos y poco relevantes. Sin embargo, presentan comunidades de fauna especializada y poseen un importante interés económico para la pesca litoral. Camuflados bajo la arena aparecen diferentes moluscos como coquinas (Donax trunculus), chirlas (Chamelea gallina), berberechos comunes (Cerastoderna edule) y espinosos (Acanthocardia aculeata), escupiñas (Venus verrucosa), y otros bivalvos como la navaja (Ensis arcuatus), que suelen ser explotados comercialmente. Erizo (Echinocardium cordatum)Entre los gasterópodos con preferencias arenícolas se encuentran la peonza maga (Gibbula magus), la torrecilla (Turritella communis), la pada (Cerithium vulgatum), el pie de pelícano (Aporrhais pespelecani) o la cañailla (Murex brandaris). La sepia (Sepia officinalis) se oculta bajo la arena a la espera de que alguna presa se acerque lo suficiente, distribuyéndose en el resto de los fondos. Aparecen diversas especies de equinodermos, como la gran estrella de arena (Astropecten aranciacus) o Echinocardium cordatum, un erizo de color blanco que vive bajo la arena, crustáceos como el cangrejo de arena (Liocarcinus vernalis) y el cangrejo ermitaño (Pagurus sp.).

Estrella de mar (Astropecten sp.)Lenguado

Entre la ictiofauna más representativa destacan la araña de mar (Trachinus draco) de espinas ponzoñosas; al ser pisada o tocada accidentalmente por algún bañista clavan los aguijones de la primera aleta dorsal y/o de los opérculos; tras la lesión, los primeros síntomas son un fuerte dolor que se irradia también a otras zonas, inflamación y, en ocasiones, necrosis (muerte) de la zona afectada; en cualquier caso, se debe acudir a un centro médico lo más pronto posible (ver anexo de primeros auxilios. Característicos de este medio son los peces planos como el lenguado (Bothus podas) o el torpedo (Torpedo marmorata) y diversas especies de elasmobranquios, así como el tordo, el salmonete de fango (Mullus barbatus) o la herrera (Lithognathus mormyrus) (Matamala et al., 1998).