Usted esta aquiGUÍA DEL PATRIMONIO NATURAL DE ALMERÍA / 4. LLANURAS Y SERRANÍAS LITORALES / Primeros auxilios: actuaciones frente a heridas, mordeduras, picaduras ponzoñosas y otras derivadas de actividades lúdicas, profesionales o deportivas del litoral marino o submarino

Primeros auxilios: actuaciones frente a heridas, mordeduras, picaduras ponzoñosas y otras derivadas de actividades lúdicas, profesionales o deportivas del litoral marino o submarino


Pasear por los eriales y sierras litorales descritas, nadar o bucear, en definitiva, realizar actividades al aire libre revisten, a priori, riesgos similares a los de cualquier otro tipo de actividad humana o a veces mayores ya que el agua no es nuestro medio habitual de entorno lúdico o profesional.

Realizando un análisis estadístico, con toda probabilidad, el índice de accidentes es mucho mayor dentro de ambientes urbanos y concretamente en el ámbito doméstico.

Sin embargo, huyendo de casuísticas y de porcentajes es cierto que en la naturaleza existen distintas especies animales que, por diversos motivos, pueden causar lesiones más o menos importantes mediante rozaduras o contactos, mordeduras y picaduras que, en la mayor parte de los casos, se producen de forma accidental sin que exista “intencionalidad” manifiesta por parte de la especie implicada, u otro tipo de accidente propio del contraste térmico, inhalación de agua o descompresión brusca.

Este tipo de episodios suele ser relativamente frecuente en las consultas de urgencias y, si bien, en la mayoría de las ocasiones poseen un carácter benigno, en otras pueden revestir cierta gravedad y excepcionalmente comprometer la vida de la persona afectada. 

En los siguientes párrafos se va a realizar un breve análisis sistemático de algunas de las especies que, potencialmente, pueden causar lesiones de diferente carácter a seres humanos, dentro del ámbito geográfico y natural donde hasta ahora hemos enmarcado esta obra y otros derivados de la propia acción física del medio marino.

Además de indicar su nombre común y científico de la especie, se describe brevemente su distribución geográfica, así como el cuadro clínico y el tratamiento de urgencias o primeros auxilios que se recomienda emplear cuando la distancia al centro médico más cercano o la gravedad de la lesión así lo hacen aconsejable, recordando que, en cualquier caso, corresponde al personal sanitario determinar con exactitud cuál debe ser dicho tratamiento.

Dotarse de un pequeño botiquín con elementos básicos, que pueden consultarse en cualquier guía de primeros auxilios o en una farmacia, son de gran utilidad en las salidas de campo o a la playa no es desdeñable llevar en nuestra nevera hielo, vinagre y amoníaco.